lunes, 8 de diciembre de 2014

Hechizos y rituales para la "magia" de diciembre


Desde la época primitiva el hombre ha estado practicando la magia. Hasta pensaba que todo ocurría por mediación de ésta. (Visión mágica de la existencia.)

En la medida que el Ser Humano se fue civilizando (celtas, sumerios, egipcios, chinos, griegos, romanos; etc.) fue sofisticando los rituales mágicos que hacía para obtener mediante conjuros, hechizos e invocaciones el favor que afirman otorga La Magia. 

Soy de los creen que diciembre es una fecha mágica. Que en él confluyen fuerzas misteriosas y poderosas que crean un espíritu colectivo especial. Desde luego que mi deseo de que esto sea así es parte del asunto. Confieso que disfruto cada segundo de lo que he llamado insistentemente "mis mágicos diciembres".

Pues, y para contribuir con esa magia declarada, voy a suministrarte una serie de rituales, hechizos, conjuros e invocaciones para manipular fuerzas ocultas de la naturaleza. Desde luego que no perderemos el objetivo cultural del blog en estas informaciones. En ese sentido, y tratando de disfrazarte el asunto, recorremos diferentes estadios, países y propósitos de los rituales mágicos. Para no darte herramientas peligrosas solamente publicaremos los rituales considerados positivos: magia blanca... o casi blanca.

Repito que este trabajo solamente debe ser visto como información cultural. Empero, si te sirve para algo más... ¡lo voy a celebrar en navidad!


Ritual del Círculo Mágico: 

Todos los rituales deben comenzar con la creación del Círculo. Delimita la frontera de la zona en la cual irás a practicar. Sirve para retener las energías puestas en ejecución por los practicantes y protege a éstos de las nefastas influencias exteriores que podrían perturbar el buen desarrollo del ritual. Una vez estás en el Círculo trazado, nadie debe franquearlo. En caso contrario, si se quiebra esta protección, los de dentro se exponen a diversos riesgos, siendo el más probable el fallo del ritual. Es por eso que debemos, primero, reunir dentro del Círculo todo el material necesario antes de su creación y trazarlo suficientemente grande para poder moverse allí libremente.

Necesitaremos: 
• Incienso de mirra para marcar el Este y el elemento aire. 
• Una vela blanca para marcar el Sur y el elemento fuego. 
• Una copa de agua para marcar el Oeste y el elemento agua. 
• Un tazón relleno de sal para marcar el Norte y el elemento tierra. 

Apertura del Círculo: 
Colócate dentro del perímetro del círculo y trázalo con el índice haciendo tres veces la vuelta. Parte del Este y gira en el sentido de las agujas del reloj. Visualiza la energía bajo la forma de una luz azul que sale de tu índice y forma una barrera entre tú y el exterior, como una burbuja. 

Una vez hechas las tres vueltas, colócate delante de tu altar y enciende el incienso. Dadas las vueltas al círculo (siempre en el sentido de las agujas de un reloj) partiendo de este recita:


"Con el aire perfumado, consagro este círculo”. 

Vuelve a su altar. Enciende la vela y ve hacia el Sur. Da una nueva vuelta del círculo diciendo:
 
Con el fuego sagrado, consagro este círculo". 

Vuelve delante del altar. Toma la copa de agua y ve hacia el Oeste. A partir de este punto, efectúa la vuelta al círculo diciendo:

"Con el agua del cielo y de los ríos, consagro este círculo". 

Vuelve una última vez delante de su altar. Toma el tazón de sal en tus manos y a partir del Norte, da una vuelta más diciendo:
"Con la sal de la tierra, consagro este círculo". 

El círculo está trazado. A partir de este momento puedes comenzar el ritual.

Cerrar el Círculo: 
Cuando haya terminado el ritual, debes cerrar el Círculo Mágico con el fin de liberar las energías. Agradece a las entidades presentes y da una vuelta al Círculo esta vez en el sentido contrario de las agujas del reloj, recitando: 

"Agradezco al Universo por este círculo y reenvío las energías de donde provienen. Todo ahora está como antes". 

El círculo está ahora cerrado y puedes salir sin temor alguno.

 
Ritual de Purificación/Baños de Limpieza:
 
Ingredientes: 
Plantas frescas o secas de Jazmín, Lavanda, Canela, Romero y Salvia, velas blanca y sal

Llena un recipiente con agua (si es de lluvia mucho mejor). Ponlo al fuego. Añade todas las plantas y un puñado de sal. Déjalo hervir 10 minutos, apaga el fuego y espera que se enfríe la infusión. Tienes que colar la infusión. Prepárate un baño al que echas la infusión. Enciende en el baño una vela blanca y métete en la bañera. Si no tienes bañera, toma un ducha con lavado de cabello y termina echándote la infusión encima de la cabeza. Mientras te relajas, repite esta oración:

Agua y Fuego: vuestra ayuda os ruego. 
El agua me quita toda impureza. 
Mi casa quedará como un fortaleza 
Contra las fuerzas del mal me protege este ritual. 
Con esta limpieza yo quedo protegido de pie a cabeza. 

Deja que tu cuerpo se seque al aire.

Ritual sencillo de purificación:

Dejar amanecer en agua 21 clavos dulces (si es agua de lluvia es mejor). 
Al día siguiente temprano en la mañana, después de tu baño habitual, tírate, cabeza a los pies, el agua donde amanecieron los 21 clavos dulces. Esa agua debe haber sido recogida en un recipiente. Bótala luego en un lugar donde se junten en cruz dos caminos o calles. Sal, sin mirar para atrás, por el lugar opuesto al que entraste a la junta de caminos.  

Lo mismo puede hacer con pétalos de rosas.


Liberar la casa de energía negativa:

El amor es una energía. La palabra es una energía. El dolor es una forma de energía. Pero también el odio lo es. Lo mismo que le envidia. A nuestras casas llegan, siempre, energías no deseadas desde el exterior. Debemos expulsarlas cada cierto tiempo. 

La forma más sencilla de hacerlo es regando el humo producido por incienso o por las hojas secas de la canelilla. Confieso que esto funciona. Pero algunas veces necesitamos algo más contundente. En ese tenor recomiendo tomar con los dedos de la mano izquierda puñitos de ajonjolí y tirarlo en tres esquinas de tu casa. Dejar una esquina vacía para que por ella salgan los espíritus o energías negativos que están siendo expulsados. 
Si te paras en esa esquina sentirás las fuerzas que están saliendo. 
Los granitos de ajonjolí no deben ser barridos por lo menos durante tres días.

Ritual de las hojas de totumo:

Es el que aquí llamamos higüero. 
Debemos ir a comprar con monedas cinco hojas del árbol. Tomamos las hojas, tiramos las monedas en la tierra y nos marchamos sin volver la cabeza. En nuestra casa colocamos las cinco hojas de tal forma que tres queden paralelas y dos cruzadas sobre las tres primeras. Encima ponemos un plato blanco con agua. Sobre el plato un baso invertido, con agua y un limón partido en cuatro dentro. Sobre el baso transparente ponemos una vela y hacemos la petición que queremos.

En algunos casos necesitamos hacer una "enviación" más fuerte. Para ello, entonces, debemos colocar al lado una hoja de sábila, abrirla con un cuchillo limpio por un costado y meter dentro un papelito con la petición escrita. Esto debe durar tres días.

Invocación a los Arcángeles:

Para realizar esta invocación y que te iluminen debes de prender cuatro velas, una roja, una azul, una blanca y una verde. Repite esta oración: 

"Yo me inclino ante el poder divino del cielo y a ustedes invoco. Uriel escucha mi ruego y pedido. Rafael escucha mi ruego y pedido, Miguel escucha mi ruego y pedido, Gabriel escucha mi ruego y pedido". 

Cuando ellos aparezcan sentirás una atmósfera de calor intenso y tranquilidad. Agradéceles su aparición y concederán tu pedido.


Invocación a San Bartolomé:

  "San Bartolomé se levantó, cuando el gallo cantó, a Jesucristo encontró, pies u manos le besó, pies y manos le lavó, Jesucristo preguntó: ¿dónde vas Bartolomé. Señor, con usted me iré a los cielos subiré a los Ángeles veré, vuélvete Bartolomé a tu casa y a tu mansión que yo te daré mi don, en casa que sea penetrada no caerá piedras, ni rayos, ni morirá niño de espanto, ni mujer de parto, ni hombre sin confesión, el que sabe esta oración y la reza constantemente verá a la Virgen María a la hora de su muerte. Quien la sabe y no la reza, quien la oye y no la aprende, el día del gran juicio sabrá lo que esta oración contiene. Amen". 


Invocación de Hadas:
Las Hadas son muy puras y hermosas. Debemos invocarlas cuando la luna esté llena. Desde luego que de noche. Recomiendo, especialmente, hacerlo de madrugada. 

Sobre una mesa con mantel blanco, colocamos miel, agua pura, frutas, hierbas y flores. Invocamos de esta manera:

"Hadas luminosas, venid a mi! 
Por el poder que se me ha concedido yo os invoco! 
Estas ofrendas son para vosotras, podéis tomarlas. 
Podéis jugar libremente en mi presencia". 

 
Magia Gitana a la persona amada: 
 
Comienza a desear algún acercamiento especial de ella o él para contigo.

Usaremos un bulbo de cebolla, una maceta nueva y tierra fértil. 

Lo primero que se debes hacer es mantener esa cebolla durante tres días sobre un papel escrito que manifieste el deseo y el nombre de quienes pueden convertirlo en realidad. Y durante esos tres días dispondremos en forma de triángulo, conservando la cebolla con el papel debajo en el centro, de tres velitas de miel (que previamente cargaremos con nuestra energía teniéndolas un buen rato entre nuestras manos) y seguidamente prenderemos una por día. Recién transcurrido este tiempo y completado los requisitos del trabajo; escribiremos el nombre de la persona que deseamos atraer hacia nosotros en la base del bulbo de la cebolla y luego procederemos a plantarla en la maceta que habíamos adquirido, completándola con la tierra fértil y enterrando junto con ella el papel escrito en el que al principio teníamos apoyada la cebolla. Esta maceta debe de estar orientada desde el sitio más cercano a nuestra habitación mirando hacia la dirección cardinal en que se encuentre esa persona amada, ya sea al Norte, Este, etc. Cuidaremos de esa potencial planta al igual que si se tratara de nuestro amor, dedicándole algo de tiempo para contemplarla y regándola para que crezca saludable; teniendo en mente, cada vez que nos acerquemos a ella, nuestra sincera intención: Que sus raíces se extiendan y sus hojas crezcan de la misma manera que lo hará el amor de tal persona hacia mí. 

A continuación se empezará a formular la oración siguiente:

"Espíritus del mundo invisible, 
espíritus de cuantos habéis sufrido, 
tribulaciones y pesares en vuestro paso 
por la tierra 
os ruego que escuchéis mis palabras 
e intercedáis por mis deseos. 
Espíritus bienaventurados y misericordiosos 
de cuantos sufristeis martirio y dolores 
en vuestra existencia terrena 
os suplico que acojáis mis súplicas 
y tengáis en cuenta mi petición."
Los resultados son inmediatos.

Conjuro árabe para atraer a la persona amada:

Necesitas: Clavos de olor, una manzana, un papel rojo y verde, un lápiz y entusiasmo. 

Se hace así: Parte la manzana por la mitad, hazle un hueco en el centro a cada mitad. En el papel rojo escribe tu nombre y en el papel verde el nombre de la persona amada. Corta con tu mano los papeles en muchos pedazos, luego ponlos en el hueco que cortaste, junto con los clavos de olor. Recuerda que debes hacerlo pensando en la persona amada. Junta las mitades, y repite esto:

“Quiero tenerte en mis manos, 
te amo, y quiero que me ames, 
esta es la manzana que representa la ambición detenerte”. 

Después, guarda la manzana por 3 días y 3 noches, donde nadie la pueda encontrar.

Los Chinos. Vida eterna:

Como otras comunidades, los chinos siempre han estado interesados en la posibilidad de asegurar la vida eterna. Muchos cree que el siguiente método logra dicho objetivo, aunque no siempre funciona satisfactoriamente: 

Un insecto plateado o el "pez de plata" (Lipisma saccharina) es capturado y se le hace comer un pedazo de papel en el que se han inscrito los caracteres Shen -Hsien. Esta fórmula, que significa “de espíritu inmortal", supuestamente hará que el cuerpo de la criatura adopte tonos multicolores.

Cualquiera que coma del pez de plata preparado, serás protegido de la muerte para siempre. 

Los magos que recomiendan este proceso advierten que pueden pasar meses de experimentación antes de encontrar un pez apropiado, cuyo cuerpo reaccione correctamente y muestre varios colores.

Hechizo de amor con cabellos:

Un viernes. Fase Lunar: Luna llena 
Que necesitas: Un cabello de tu ser amado y uno tuyo.
Preparación: Primero, anuda los cabellos, mientras repites: 

“Ato y no te desato a... (nombre de ambos). 
El nudo de los hechizos de amor es muy fuerte. 
Estaremos juntos para siempre".

Se repite todo el tiempo y con fuerza y fe.

Protección del espejo ante hechizos:

Debes tener una vela negra, granitos de anís y un pequeño espejo. Prepara un circulo y prende una vela. Riega un poco de anís sobre la vela y el espejo.Cierra los ojos e imagínate rodeado de un escudo mágico proyectando  las consecuencias negativas de las energías que abandonan su escudo y regresando al lugar de donde vinieron. Abre los ojos y párate frente al Norte. Manten el espejo en frente tuyo, dando el lado reflector apuntando hacia afuera. Y di estas palabras:

“Espejo de la protección, 
                                                 detén el flujo de energía negativa en mi dirección! 
                                                 permite que la energía vuelva a su fuente, 
                                                 que no dañe a nadie a lo largo de su curso! ” 

Ahora oriéntate al Este y repite las palabras al aire. Repite para el fuego y el agua. Cierra el círculo.

Ritual de la luna llena:

Este ritual se realiza de noche, preferiblemente delante de la luna. Ante todo, debes prepararte bien para este ritual. Para ello vístete con una ropa con la que te sientas bien y que sea de color claro (el blanco es el color más apropiado). 
El altar deberá estar recubierto de con un tejido azul índigo (y si es posible que tenga un ribete plateado). 
Prepara leche, que servirá de bebida para el ritual, y pequeños pasteles en forma de luna creciente o llena. Monta el altar, enciende cuatro velas y riega incienso de mirra. Proyecta tu círculo mágico. Llama posteriormente a la Diosa y al Dios fijando tu mirada en la luna. Siente que la energía de la luna te impregna: el poder y el amor están en ti. Una vez alcanzado este punto, pronuncia estas palabras: 

"Adorada dama de la Luna, 
acoges el crepúsculo por tus besos de plata. 
Maestra de la noche y todas las magias, 
cabalgas las nubes en estos cielos oscuros, 
y difundes tu luz por la tierra helada. 
Oh creciente de plata, 
Oh Diosa Lunar, 
creadora y destructora de sombras, 
reveladora de los misterios presentes y pasados, 
soberana de las mujeres, esposas y madres. 
Luna Madre omnisciente, 
saludo tu joya celeste, 
al apogeo de su potencia 
por un ritual en tu honor. 
Rezo delante de la luna. 
Rezo delante de la luna. 
Rezo delante de la luna...."

Repite esta última frase tanto tiempo como sientas necesidad. Visualiza en ese momento a la Diosa tal como la imaginas. Una vez llegado a este punto, puedes practicar el ritual que quieras hacer (protección, adivinación, etc.) Los encantos benéficos preparados en esta noche tienen una gran potencia. Termina el ritual consumiendo tanto los pasteles como la leche, agradeciendo a la diosa y al dios. No olvides cerrar el círculo, antes de abandonarlo.


Ritual para anular un hechizo:

Este ritual sirve para conjurar o sencillamente anular un ritual efectuado, sin importar del tipo que sea. Es conveniente efectuarlo un martes de luna decreciente. 
Accesorios que necesitarás: una cebolla, nueve escarpias, (tornillo curvo que sirve para colgar cosas) tres velas negras e incienso de lavanda. 
En primer lugar, después de haber trazado su círculo, coloca las tres velas negras de modo que formen un triángulo cuya base estará delante de ti y las puntas frente a la dirección Norte. Enciéndelas y haz lo mismo con el incienso. Una vez el humo te rodee, pronuncia estas palabras:

"Queridas Diosas, queridos Dioses, queridas Potencias de la Magia, (también puedes nombrar a la deidad del ritual que quieres anular) 
Perdone aquí mis errores, y muy particularmente este extravío, 
Siento este sortilegio y sonido inesperado, 
Siento sus consecuencias y pido su terminación." 

Ya que no mencionamos el ritual que queremos anular, debemos pensar en él con fuerza para que las fuerzas mágicas sepan de qué se trata. Pela la cebolla hasta guardar solamente el corazón, declarando: 

"Símbolo de Exorcismo, te pelo aquí para difundir tus virtudes, 
Que tu olor punzante rechace los efectos de esta suerte realizada, 
Quiero volver hacia atrás, como si este día, me hubiera callado, 
Quiero volver hacia atrás, como si este día, nada hubiera pasado." 

Guarda el corazón de la cebolla y planta allí las escarpias. Cada vez que plantes una, declara alto y fuerte, pensando fuertemente en la suerte que deseas anular, la siguiente frase:

                                                                   "Pulveriza mi deseo,  
Destruye todos sus efectos. " 

Luego, continúa con las declaraciones que habías recitado durante el hechizo (el que desea anular) y léelas al revés, comenzando con el fin. Por ejemplo, si el hechizo acababa por "sí sea hecho" deberemos leer "hecho sea así". En cuanto efectúes esta segunda lectura al revés, deberás recitar una última vez:

Apaga inmediatamente las velas y el incienso. Entierra luego el corazón de la cebolla ,perforado con las escarpias en el fondo de un agujero, en la tierra. 

Para invocar a Anaísa Dantó Pie:

En mi obra "Amanda" escribí una invocación que ahora es muy usada en ciertos altares del Vudú dominicano. Como un regalo especial la publico en esta entrega como colofón de la misma.

"Yaya Anaísa Dantó Pié. Yaya Anaísa. Gran señora Anaísa. Metresa de las siete vueltas. Todos los que están aquí han solicitado tu presencia. Dígnate Anaísa Dantó Pié, en hacerte presente usando mi cuerpo como material. Úsalo como tu caballo. Por el gran poder de Bon Dié accede a las súplicas de tus hijos. ¡Nsopeka! ¡Nsopeka! Por la gran misericordia de todos los Legbá, por los siete mares y la barba del chivo. Por las siete vidas del gato. Por las 21 divisiones. Por los luases del aire, del fuego y de la tierra he solicitado a Papá Legbá Manosé que te permita hacerte presente en este altar donde eres dueña y señora, Anaísa Pié. Uno de tus hijos requiere tu ayuda."


¡Gracias a la misericordia!