miércoles, 30 de marzo de 2011

Un musical llamado “Trujillo”


Es extraño que me involucre en una producción ajena. Es algo que hago solamente cuando encuentro  propuestas que me provocan. Prudencia y ética me impiden revelar la cantidad de proyectos en los cuales solicitan mi intervención como director, actor y productor; de cuales generalmente declino.

Hace  aproximadamente dos semanas, mientras bregaba con las matas de mi jardín comenzaron a llamar de un número que desconocía, con bastante insistencia. Llamada que no pude atender inmediatamente. Una hora después contesto la llamada.

—Qué tal? ¿Con quién hablo?— Respondió alguien del otro lado.
—Soy Giovanny Cruz... vi este número en la pantalla y...
—¡Giovanny! ¡Qué bueno que podemos hablar! Te necesitamos para que dirijas el musical “Trujillo”. La idea central sale de Xavier Ortiz. Un joven que fue alumno mío. Ahora es un profesional de gran talento. El guión, muy bueno por cierto, es del mismo Xavier y de Irmgard Beckert. Ellos dos son también los productores. Yo soy el Director Musical...

Hablaba con el gran director sinfónico, compositor, músico y arreglista Dante Cucurullo. Inusualmente estaba en la ocasión bastante agitado. Mi amigo Dante completó su planteamiento y contestó varias de mis preguntas. Pidió mi autorización para darle mis números telefónicos a Xavier Ortiz, después que recordáramos con alegría los grandes eventos en los cuales hemos compartido direcciones (Musical a partir de poemas de Manuel del Cabral, Calígula, El Sucesor, Compadre Mon; entre otros.)

Llamé a mi colega y amiga María Castillo, quien ha dirigido con verdadero acierto la mayoría de los musicales que se han presentado en los últimos tiempos, procurando informaciones respecto a tarifas, derechos, atributos y relaciones contractuales en general. María satisfizo cada una de mis muchas inquietudes.

Nota al margen:  La Castillo me aclaró que, por lo menos en su caso, las creaciones de los musicales en los cuales ha dirigido es absolutamente suya. Ciertamente los dueños de la “franquicia” hacen determinadas exigencias a los productores; empero, con su creación artística nadie suele meterse más allá de lo prudente.

Al minuto de concluir la llamada con María Castillo, luego de pasar revista a la gran panorámica del teatro y bajo promesa de que nos encontraríamos esa misma noche en el estreno de “El alma buena de Ce-Chuám”; dirigida por el laureado hombre de teatro y amigo Manuel Chapuseaux, recibí la anunciada llamada de Xavier Ortiz. ¿Quién es él?

Actor, cantante, director de orquesta y compositor. Comienza sus estudios de guitarra y batería en el Estudio Diná de Educación Musical (EDEM), en donde a sus 15 años de edad (2003) lo consideraron un joven genio musical. En ese mismo año empezó a tomar talleres de baile y actuación, e inicio sus estudios de canto lírico con los grandes maestros del conservatorio hasta el año 2008. En el 2007 decide por estudiar administración de empresas para no desligarse de los negocios familiares y crear sus propios negocios artísticos. También, decide estudiar un Associate Degree of Conducting Symphonic Orchestra (ACSO) con los maestros Charles Strahovski y John Miller. Ha participado en roles protagónicos y principales, como también secundario y  de director vocal en muchos de los musicales presentados en el país.

Impresionante personaje ¿verdad? Saludos, introducción y propuesta de estilo. Acordamos vernos en Bellas Artes para presenciar la puesta en escena acordada con María Castillo. Saliendo del estreno teatral me encuentro con Xavier que andaba acompañado de la impresionantemente hermosa Irmgard Becker, coproductora y co-guionista del musical citado. ¿Quién es ella?

Actriz, cantante y bailarina profesional. Licenciada en Diseño Arquitectónico. Graduada de la Escuela Nacional de Danza ENDANZA y de la Escuela Elemental de Música Elila Mena. Ha hecho talleres de arte y danza en países como: Alemania, Puerto Rico, Venezuela, Estados Unidos, Chile, Haití y en La Universidad del Rey Juan Carlos en España. En el área de teatro, inicia su formación con la Directora del Teatro Arlequín de Puerto Rico, Maricusa Ornes. Es ganadora de medalla de oro a nivel nacional en danza clásica y contemporánea. Fue Solista Principal del Ballet Clásico Nacional y nominada al los premios Casandra como mejor Bailarina Clásica y/o Moderna en el 2007. Ha participado en diversos musicales, cine y espectáculos de danza.
Decidimos conversar nuestros asuntos en la oficina. (léase Boga-Boga.)  A la reunión se unió la gloria Nacional de la Danza Irmgard Despradel, Directora Artística del musical “Trujillo”, del cual ya había leído yo su primer acto.

Les aseguro que el guión está muy bien escrito por los jóvenes antes citados.

A pesar de que confío mucho en los juicios y valoraciones del siempre exigente Dante Cucurullo, tenía muchas aprehensiones para involucrarme en un musical con el tema señalado, cuyo texto había sido escrito por personas demasiado jóvenes para manejarlo.

Pues resultó que era rigurosa su dramaturgia, creativa, ingeniosa, documentada y de estética madura. No requería de más para aceptar. Sin embargo, para completar el atractivo, Xavier me puso a escuchar (desde una Mac como debe ser) la música por él ya compuesta para las canciones del musical. 

¡Impresionante! ¡Cuánto valor artístico hay en este joven dominicano. ¡Cuánto talento!

Nos pusimos de acuerdo en los aspectos artísticos y contractuales e inmediatamente comenzamos a trabajar. 

Una de las condiciones que puse fue la de poder impartir un taller a todos los participantes sobre la construcción del personaje.

Creo en parámetros direccionales específicos. No creo en las direcciones empíricas, sin base metódica y aficionadas. A un musical llegan artistas de diferentes disciplina (Danza, música, canto y teatro). Parte de la misión de un director teatral es lograr la armonía escénica de todos esas disciplinas y la distribución equilibrada de los alimentos del ego. 

En eso estoy ya trabajando con todo el elenco: Las cinco preguntas elementales del personaje, las líneas Externas e Internas, las caracterizaciones Físicas y Psicológicas, las Acciones, la Línea General, el Círculo Mágico, el Como Si, Objetivo, Súper Objetivo, descubrimiento de los Hechos; etcétera. ¡Y apenas he trabajado una sesión con el grupo. ¡Ellos ni imaginan lo que les espera!

El gran compromiso nuestro siempre será con los espectadores. Los distintos Directores que intervendremos en el musical “Trujillo”, somos representantes autorizados del público en los ensayos. Estamos ahí para garantizar que el producto final llegue hasta los espectadores con el rigor y la calidad demandadas. Lo lograremos, no importando quién caiga en el camino. Os aseguro que estarán presenciando una comunión de Artes sin precedentes cuando el Regidor de Escena grite... ¡Suban telón!

1 comentario:

Dante dijo...

Bienvenído Giovanny, al fin!!! de nuevo juntos. Nunca te hubiese llamado de no estar seguro de la calidad, el talento, la seriedad y disciplina de estos jovenes.


Dante Cucurullo